Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Control político y aumento de precios

TRANSICION

Control político y aumento de precios

Oswaldo Villaseñor

Conforme se iban presentando cada una de las iniciativas de ley o toma de decisiones impulsadas por el Presidente López Obrador a lo largo de los primeros doce meses del año pasado, fuimos señalando que todas y cada una de ellas, solo buscaban agarrar hilos de poder político, pero nunca mejoras para la gente.

¿Y que más advertíamos?. Que cada vez que un presidente o gobernante sufre la tentación de ejercer un gran poder político en lugar de ponerse a gobernar, quien paga las consecuencias es la gente.

Pues bien, las consecuencias de esa gran concentración de poder en manos del Presidente López Obrador y su descuido por gobernar e impulsar el crecimiento económico, ya los empezará a pagar la gente a partir del primer día del año 2020.

Resulta que el Presidente en aras de concentrar poder político y construir su base social de apoyo de 30 millones de mexicanos pobres, requiere cada vez de más recursos económicos para pagar dichos apoyos sociales.

Su estrategia de captar más recursos las concentró en dos grandes medidas. La primera de ellas, subió el porcentaje y monto del impuesto especial a gasolinas, bebidas azucaradas, cigarros entre otros.

Por otro lado, decretó un aumento del 20 por ciento al salario mínimo, lo cual a la vez al gobierno le permite captar más recursos a través del impuesto sobre nómina y contribuciones que pagan trabajadores y empresarios ya sea a través del IMSS, Infonavit, etc.

Ya con la garantía de captar más recursos fiscales, el gobierno federal concentró la mayor cantidad de estos quitándole a Estados y municipios y desapareciendo programas de impulso a las actividades productivas, para poder destinar ese dinero al pago a apoyos sociales.

Ahh, pero esas becas y esos aumentos al salario mínimo y a las gasolinas que en su tiempo se dijo y alertó que podrían ser inflacionarios, ya están teniendo sus consecuencias y de paso se cumplen los pronósticos de que los más afectados será la clase trabajadora.

1.-Resulta que tras el aumento al precio de los combustibles que entró en vigencia el día primero de enero, ya se anunció que el transporte público de pasaje y carga habrá de incrementarse también.

2.-Pero si aumenta el precio de los combustibles, del transporte y del salario, las grandes marcas de productos ya anunciaron también aumentos en sus precios a partir de ya.

Marcas como Modelo, Sabritas, Gamesa, Barcel, Lala, Alpura, Marinela, Tía Rosa entre otras, que producen gran parte de los productos que los mexicanos consumimos a diario, ya anunciaron “ajustes” por no decir aumentos en los precios finales al consumidor de sus productos.

3.-En pocas palabras, a partir del día primero de enero los mexicanos pagarán más por sus combustibles, por su transporte y por muchos productos que consumen a diario.

4.-Pero además, a los industriales de la masa y la tortilla, las grandes expendedoras de la harina de maíz, ya les anunciaron un aumento en el precio de la tonelada de masa que irá entre los 600 pesos por lo que al subir la materia prima, el salario de sus trabajadores y el gas, ya se alistan para un nuevo aumento al precio final de la tortilla, lo cual si le pegará duro en el bolsillo de los que menos tienen o bien de la clase trabajadora.

5.-En fin, una de las grandes frases que usó López Obrador en su campaña, es que no podía haber un gobierno rico y un pueblo pobre. La verdad es que en aras de ese control político basado en pagar apoyos en efectivo a cambio de apoyos electorales, se tiene ahora un gobierno cada vez más rico, que cobrará más impuestos y un pueblo cada vez más pobre que pagara más por los productos o servicios que desee adquirir, a pesar de que les den sus becas de apoyo.

6.-En fin, el apoyo de la base electoral que pretende construir López Obrador no se pagará sola, y a partir del primero de enero hay que pagarla entre todos, no queda de otra.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Muchos diputados, alcaldes de Morena sobre todo, ya traen el gusanito de buscar reelegirse en sus cargos. ¿Les alcanzará?

La lista es larga. Pero nos referimos a los alcaldes de Morena, porque muchos alcaldes o diputados del PRI ya se reeligieron y no podrán hacerlo de nuevo.

Pero además, son los representantes de Morena en las alcaldías y en el Congreso quienes llegaron a esos puesto cargando con la esperanza de un pueblo que creyó en su oferta de cambio y este hasta ahorita no llegó. Se está igual o peor.

Hacer un auto examen para ver si les alcanza construir, no sería nada malo ni despreciable.

OTRO PASITO.-El gobernador del Estado inició el año tal y como lo terminó. Trabajando.

Ya inició obras en Concordia y hoy sigue su gira de trabajo por el municipio de Rosario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *